Publicado el Deja un comentario

¿Qué es el reto de los 10 mil pasos y por qué te hace bien?

Tan perjudicial es para el organismo seguir una alimentación rica en grasas, como fumar, abusar del alcohol y el sedentarismo. De hecho la Organización Mundial de la Salud indica que la inactividad física es el cuarto factor de riesgo de mortalidad, pudiendo estar implicada en más de 3 millones de casos en todo el planeta.

Por Oximesa

Asimismo, para la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), el ejercicio físico es una auténtica “polipíldora” para prevenir trastornos cardiovasculares, enfermedades metabólicas y hasta 26 de las principales patologías, entre ellas: estrés, demencia, obesidad, EPOC o algunos tipos de cáncer. Por contra, caminar a diario mejora la tensión arterial y la masa ósea, mantiene a raya el peso y ayuda a relajar la mente.

Actualmente la media de la población se sitúa en unos 4.000 pasos diarios. Sin embargo, el doctor japonés Hatano evaluó que subir esa cifra hasta los 10.000 pasos aportaba muchos más beneficios saludables y reducía la tasa de obesidad. Esta cantidad equivale a unos 8 km de marcha enérgica o una hora de ejercicio y, para llegar a este umbral, todo suma: los pasos en casa, el trayecto de camino al trabajo o las pisadas cuando hacemos la compra.

¿Cómo caminar más?

Andar es la primera alternativa que apuntan los pacientes cuando se les pregunta sobre cómo podrían aumentar su nivel de actividad física. Te damos algunos consejos para que empieces el reto de los 10.000 pasos y no abandones:

Equípate

Antes de lanzarte al asfalto, revisa que dispones de zapatillas deportivas y que la ropa sea cómoda y adecuada para el clima. Luego repasa las rutas que existen, qué oportunidades para caminar tienes en tu entorno y rutina. No te olvides de hidratarte y de usar protector solar.

 

Haz camino al andar

Comienza lentamente pero trata de alcanzar una intensidad moderada, debe ser más rápido que un paseo. No te excedas el primer día, puedes dividir la actividad en tramos de 10 minutos. Al final del ejercicio, disminuye el ritmo y termina con unos estiramientos suaves.

Mantente motivado

Incluye el ejercicio en tu día a día, es decir, sube escaleras en lugar de utilizar el ascensor, muévete en transporte público, aparca el coche más a menudo, levántate de la silla cada media hora, etc. Es útil también añadir variedad en las caminatas, cambia de escenarios por el campo, la ciudad o por un parque incluso, camina en grupo, así estrecharás lazos de amistad y te mantendrás más motivado.

Ponte metas

Si te marcas objetivos personales y los vas consiguiendo poco a poco, sentirás como mejoras y te motivarás aún  más. Adquirir una pulsera de actividad o podómetro puede ayudarte a tener un buen control de los pasos y a valorar tus esfuerzos.

Anda como si tuvieras prisa e intenta hacerlo durante media hora al menos durante 4 días de la semana. Cuando lleves una semana implicado en el reto, debes estar preparado para darle más ritmo a tus zancadas.

Publicado el Deja un comentario

7 consejos para iniciar el día ¡con energía!

Existen ciertas actitudes y acciones que puedes poner en práctica para despertarte con más energía. Algunas relacionadas directamente con la alimentación y otras enfocadas en tu actitud hacia la vida.

Si sientes que necesitas un toque más de energía en las mañanas, este post es para ti. A continuación 7 consejos que te harán despertarte con una sonrisa y lista para todo lo que te presente la jornada.

1.  ¿Qué tal va la dieta?: Como seguro debes saber, si llevas una buena y balanceada alimentación, no necesitas llamarlo dieta. Por tal motivo, si te encuentras bajo un régimen con muchas restricciones o haciendo una “dieta relámpago” es normal que te sientas muy cansada. Cuando te faltan los nutrientes que requiere tu cuerpo, las defensas del organismo disminuyen y con ellas, nuestra capacidad de concentración.

Fonaudio Huesca

2. Haz ejercicio: Si utilizas la primera hora del día para ejercitarte (Sí, la primera. No, no estamos locos), tu producción de Serotonina se enciende. Como consecuencia, el metabolismo se agiliza e inmediatamente se hace sentir más activa y esa sensación se prolonga por el resto del día.

Vive Saludable

3. Reduce el consumo de pan: Iniciar el día consumiendo carbohidratos no ayudará en nada a hacerte sentir ligera, por el contrario extiende la sensación de pesadez que en ocasiones invade nuestras mañanas. Lo que se recomienda es hacer un desayuno ligero, que puede incluir avena, yogurt, frutos secos, etc.

Cadena SER

4. Incluye vitamina C: La vitamina C es un excelente despertador para el organismo. La misma la puedes encontrar en el kiwi, el jugo de naranja, la piña y la moringa. Por si fuera poco, los flavonoides presentes en los jugos cítricos son recomendados para mejorar el rendimiento cognitivo.

Oriente 20

5. Escucha música: La idea es realizar actividades que propicien tu placer para que tu circulación sanguínea sea más eficiente. Escuchar tu música favorita es una de las cosas que puedes hacer para regalarte energía. Por otra parte, un cerebro contento segrega Dopamina, la hormona del buen humor.

Vix

6. No te olvides del Hierro: Si amaneces cansada a pesar de hacer cenas ligeras, es un indicativo de que no te estás alimentando bien. Al consumir hierro, tu organismo se oxigena y si no tienes suficiente cantidad de este mineral tu cuerpo se agota. Algunos alimentos que favorecen la cantidad de hierro en tu organismo son: el pescado y el hígado. Otra fuente natural son las frutas en general.

FullMusculo

7. ¡Abre las cortinas! El cuerpo humano es tan perfecto que cuando estás en un ambiente oscuro, tu cerebro produce Melatonina, una hormona que provoca somnolencia. Si en las mañanas abres las cortinas y dejas entrar la luz, los niveles de este componente se reducirán, colaborando para que te despiertes en menos tiempo. Un plan B puede ser programar tu televisor para que se encienda y que con su brillo te ayude a despertar.

Low Energy Living