Publicado el Deja un comentario

TRX, una disciplina que tus músculos agradecerán

El TRX es una actividad física que actualmente realizan muchas personas a nivel mundial como parte de su entrenamiento.

Se trata de un sistema en suspensión que se basa en el peso corporal de quien lo ejecute.

Fue inventado por los Navy SEAL, principal fuerza de operaciones especiales de la Armada de los Estados Unidos.

Es una disciplina que puede ser practicada por personas de todas las edades para mantener una vida saludable o moldear su figura.

Este ejercicio no exige una forma física previa, ya que hay sesiones diseñadas para todo tipo de niveles.

¿Cómo se practica?

El TRX se desarrolla a través de un arnés sujeto por un punto de anclaje.

Aunque por lo general este sistema de cables y cintas se usan en el gimnasio, la ventaja es que se puede practicar en cualquier lugar.

Puede ser la casa, la playa o el parque, con tal de que exista un punto de anclaje resistente.

La idea es que el amarre esté por encima de la cabeza. Sirven ramas de árboles, postes y vigas.

El equipo de TRX es fácil de llevar y de poco peso, lo que resulta ideal para movilizarlo.

Hazte fuerte y flexible  

Con el TRX se tonifican los músculos, se desarrollan el equilibrio, la coordinación, la resistencia, la potencia y la flexibilidad.

Con el TRX se tonifican los músculos, se desarrollan el equilibrio, y la coordinación

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La idea al practicarlo es que esté guiada por un personal calificado a fin utilizar correctamente el sistema.

Sin embargo, hoy en día hay muchos tutoriales on line ayudan a los avanzados en deportes a mejorar sus técnicas.

Si el practicante tiene problemas con la cervical o los lumbares, lo ideal es que consulte con su médico.

Lo ideal es que este especialista determine si el entrenamiento representa riesgo.

La práctica indebida de cualquier deporte puede dejar lesiones, por lo que siempre se recomienda asesorarse.

En una sola sesión

Este sistema de entrenamiento permite entrenar todo el cuerpo en una sola sesión.

Su actividad garantiza fuerza y tonificación, al tiempo que reduce la pérdida de masa ósea del ejercitante.

Con su ejecución  se trabajan  piernas, cadera, abdominales, glúteos espalda lumbares, hombro y pecho.

Si su práctica dura una hora  puede representar una quema de hasta 600 calorías.

Este consumo calórico quiere decir que es un buen aliado cardiovascular, donde se pierde grasa y se moldea la figura.

Salud y bienestar

Actualmente, el TRX también se está utilizando con éxito a nivel clínico y de rehabilitación.

Personas de  avanzada edad practican esta modalidad para ganar fuerza y detener la merma de masa ósea. D

También es una actividad indicada a quienes sufren de dolores de espalda (sobre todo, lumbalgias), ya que ayuda a fortalecerla. 

El TRX aumenta el bienestar psicológico y mejora nuestro estado de ánimo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las personas con problemas emocionales también encuentran en esta disciplina deportiva un desahogo para mejorar su equilibrio mental.

Cualquier ejercicio físico aumenta el bienestar psicológico y mejora nuestro estado de ánimo,  refuerza  la autoestima y genera autoconfianza.

TRX de la mano con la alimentación

Para ver los resultados de cualquier entrenamiento físico es importa la alimentación.

Si nuestra meta es tener una vida sana o bien moldear la figura es fundamental controlar lo que comemos.

Está comprobado que hacer ejercicios y alimentarnos saludable mejora nuestra calidad de vida.

Las recomendaciones de los expertos en nutrición es que nuestro plato contenga la mitad con verduras y frutas.

Uno de los cuartos restante debe llenarse con granos, la mitad de ellos integrales.

El otro cuarto del plato debe cubrirse con proteínas magras.  Lo ideal es consumir pescado dos veces por semana.

Todos los nutrientes

Al hacer tu menú, busca entonces elegir alimentos que tengan más nutrientes de cada grupo de alimentos cada día.

Lo más saludables son aquellos que están repletos de vitaminas, minerales, fibra y otros nutrientes, que tengan pocos carbohidratos refinados.

La fibra es un carbohidrato con muchos beneficios: hace lento el proceso de la digestión y nos hace sentirnos saciados.

Además regula el colesterol total en la sangre y nos ayuda a ir al baño de manera regular.

Los alimentos ricos en fibra son: lentejas, frijoles negros, arvejas, frijol, habas, arroz integral y garbanzos.

Acompañar el TRX con alimentos ricos en fibra

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

También las nueces y semillas, como semillas de girasol, almendras, pistachos y pacanas, y la avena.

Entre tanto, los alimentos ricos en proteínas son los huevos, el pescado, el pollo, la carne roja, la leche y sus derivados.

Las proteínas son necesarias para deportistas y personas que practican ejercicio con regularidad, ya que garantizan el desarrollo del sistema muscular.

Además este tipo de alimentos es saciante, ayuda a controlar y a equilibrar el peso corporal

Otro consejo básico es reducir el consumo de alimentos con mucha azúcar, sal, harina blanca y grasa agregada.

Sigue leyendo en EME DE MUJER

Publicado el Deja un comentario

La moringa y su papel en la lucha contra el cáncer

La moringa es conocida por sus características medicinales y curativas. Las diversas partes de la planta, incluyendo las hojas, flores, semillas, fruta y corteza, cada una proporcionan un valor alimenticio que puede ayudar a tratar enfermedades como el cáncer o trastornos del corazón, además de servir de protección para las células de la piel contra el envejecimiento. Todo esto la convierte en una opción perfecta para añadir a tu dieta.

La prevención es siempre la mejor cura, es por eso que es necesario mantener un estilo de vida y hábitos saludables que prevengan la aparición de esta o cualquier otra enfermedad mortal. Para mantener el cuerpo en su salud óptima, comer vegetales verdes y frondosos como la moringa, puede marcar la diferencia.

La moringa contiene isotiocianato de bencilo. Muchos estudios científicos han demostrado que el citado compuesto químico tiene capacidades quimio-protectoras contra el cáncer. Además, está llena de nutrientes, vitaminas, minerales y aminoácidos que son esenciales para mantener un estado optimo de salud.

La moringa tiene una capacidad anti-tumoral, como dijimos, es debido a su contenido de isotiocianato de bencilo. Está demostrado que este producto químico y de compuestos derivados del mismo, tienen efectos anti-cáncer y capacidades quimioprotectoras.  El mencionado superalimento también contiene calcio, hierro, potasio, proteínas, vitamina A, B y C, y muchas más propiedades que promueven un cuerpo saludable que tenga las herramientas para luchar contra el cáncer. Se sabe que tienen efectos anti-inflamatorios, anti-viral, antioxidante, anti- alergénico, y los usos de alivio del dolor.

EL FENÓMENO DE UNA PLANTA PARA ENFRENTAR LA MALNUTRICIÓN

La Moringa contiene un gran número de elementos que pueden ayudar al cuerpo a combatir las células cancerosas. La incorporación de la moringa en la dieta diaria mantendrá las enfermedades e infecciones controladas debido por sus propiedades antioxidantes , anti- inflamatorios, anti- alergénico y anti-virales.

La lucha contra el cáncer consiste en dotar a su cuerpo con las herramientas para luchar cada día. Mientras que las terapias medicas son muy útiles en esta lucha, también es importante recurrir a una dieta naturista, alta en vegetales, reduciendo en la medida de lo posible, el consumo de carnes rojas, azucares y sales refinadas, así como lácteos y harinas blancas. Una salud total, dará a un paciente de cáncer  la resistencia para luchar contra la enfermedad con toda la energía.

Con información de: ColMoringa

Publicado el Deja un comentario

#RecetaSaneta : Verdes y deliciosos ponquecitos de Moringa

Para comer ponquecitos verdes, no hay horario, ni fecha en el calendario. Siempre es una buena ocasión. Si los haces de Moringa, tendrás una receta libre de gluten, baja en FODMAP (Los FODMAP son carbohidratos de cadena corta y alcoholes relacionados, que son mal absorbidos en el intestino delgado), sin azúcar refinada. Además que de un hermoso color verde natural y aún así ¡sencillamente deliciosos!

Manos a la obra:

Ingredientes:

4 cucharaditas de Polvo de Moringa Saneta

120 gramos de Harina de arroz

150 gramos de almendras molidas

2 cucharaditas de polvo para hornear

170 gramos de aceite de coco derretido

150 ml de Syrop de Maple

3 huevos completos

160 ml de leche de almendras

1 cucharadita de extracto de vainilla

El glaseado:

2 cucharaditas de Polvo de Moringa Saneta

2 latas de leche de coco reposada

1 cucharadita de syrop de maple

1 cucharadita de extracto de vainilla

jugo de 1 limón

6 fresas cortadas a la mitad

Preparación

Precalentar el horno a 170°C  y tener preparado el molde de ponquecitos, es indiferente si usas moldes de silicón o de hierro, coloca los capacillos.

Mezcla la harina de arroz, con las almendras molidas, el polvo para hornear y el polvo de moringa en un recipiente grande. En una licuadora o procesador de alimentos, mezcla el aceite de coco, el syrop de maple, los huevos, la leche de almendras y la vainilla por unos segundos.

Vierte los ingredientes húmedos en los ingredientes secos y mezcle bien. Coloca la mezcla de forma pareja en los capacillos. Hornee por 25 minutos o hasta que un pincho o cuchillo salga limpio.

Para hacer el glaseado, retira la capa superior gruesa de cada lata de leche de coco (la crema) y colócala en un tazón grande. Bate durante 1-2 minutos hasta que quede espeso y cremoso. Agrega el syrop de maple, la moringa, la vainilla y el jugo de limón antes de batir de nuevo por un minuto más.

 

Deja que los ponquecitos se enfríen y luego extiende el glaseado cobre cada uno… Para una decoración más completa, utiliza las fresas.


¡Disfruta de un postre delicioso, saludable y 100% libre de culpas!

Publicado el Deja un comentario

Te regalamos 9 tips para acelerar el metabolismo

Los especialistas, nutricionistas, entrenadores, preparadores físicos y hasta los bloggers hablamos del metabolismo, pero ¿realmente sabes quién es el? ¿En qué lugar se enamoró de ti?… ¿De dónde es… a qué dedica el tiempo libre? Ok, ahora que te hice reir, aunque sea un poco, paso a explicarte qué es eso que entendemos por metabolismo.

Se trata de un conjunto de procesos químicos que se dan en el cuerpo humano. Los mismos pueden ocurrir rápida o lentamente. Lo cierto es que mientras más rápido sea, tu cuerpo va a necesitar más calorías para su correcto funcionamiento.

En palabras científicas: El metabolismo basal o tasa metabólica de base es la energía (en calorías) que el cuerpo necesita para poder funcionar y mantener sus funciones orgánicas vitales, tales como respirar, hacer la digestión o, mantener la actividad intelectual. El valor de la tasa metabólica en reposo da el dato fundamental de cuántas calorías se debe consumir para mantener el peso ideal y no excederse en el consumo para no ganar peso, publica Infosalus.

¿En español? Se engorda si se ingiere más calorías de las que el cuerpo necesita.

De acuerdo con la autora Conchita Vidales, al metabolismo le afectan tres circunstancias “claramente identificadas”: la inflamación, la disfunción digestiva y el desequilibrio hormonal. A su juicio, el estrés emocional se suma a esa lista, puesto que los estados de ánimo condicionan la manera de alimentarse, de relacionarse con el medio, y hasta el descanso y horas de sueño y, por ende, el metabolismo.

Metabolismo rápido o lento, ¿Cómo saber?

Las personas que lo tienen rápido suelen tener procesos digestivos más rápidos, es decir, una comida normal la pueden digerir en una hora mientras que las personas que tienen el metabolismo lento están más rato para digerir los alimentos pudiendo, incluso, llegar a estar más de 2 horas con la sensación de acabar de comer. Las personas con el metabolismo rápido tienden a tener el cuerpo muy caliente puesto que el organismo está procesando más energía y, por tanto, tus músculos trabajan de forma más eficiente haciendo que se aumente la sensación interna de calor. Por contra, las personas con el metabolismo lento suelen ser más friolentas.

Otro de los signos que te ayudarán a saber si tienes el metabolismo lento o rápido es tu transpiración, es decir, si te cuesta mucho sudar o, incluso haciendo ejercicio, sudas muy poco es porque tienes el metabolismo lento; en cambio, las personas que sudan mucho es porque su metabolismo trabaja sobremanera haciendo que todo el cuerpo esté en constante gasto energético. Cuando una persona tiene el metabolismo rápido tiende a comer más cantidad de comida puesto que el organismo necesita un mayor número de calorías para poder pasar una jornada normal que las que necesita una persona con el metabolismo lento. Así pues, si ves que alguien come mucho pero que no engorda, seguramente se debe a que tiene el metabolismo rápido.

¿Tu metabolismo es lento?

Te regalamos algunos tips para que lo aceleres y así tengas mejor salud:

1. Dormir bien


Tener un sueño inadecuado no sólo es malo para la salud en general, también puede ralentizar la tasa metabólica y aumentar el riesgo de ganar peso. Según la ciencia, dormir poco equivale irremediablemente a tener un metabolismo lento.

Un estudio mostró que la tasa metabólica disminuyó un 2,6% cuando los adultos sanos durmieron sólo cuatro horas por noche durante cinco días seguidos. Otra investigación de cinco semanas encontró que la interrupción sostenida del sueño, junto con los tiempos de sueño irregulares, redujo la tasa metabólica en reposo en promedio, en un 8%.

2. Beber té verde


Se demostró que el té verde aumenta el metabolismo en un 4-5%. Ayuda a convertir parte de la grasa almacenada en el cuerpo en ácidos grasos libres, lo que puede aumentar la quema de grasa en un 10-17%. Como es bajo en calorías, beber té verde puede ser bueno para la pérdida o mantenimiento de peso.

3. ¡A desayunar!

Muchos hacen lo posible para dormir más, y si eso significaba saltarme el desayuno, no les importaba. Sin embargo, la ciencia ha comprobado que para un mejor metabolismo es necesario desayunar, aunque sea comer algo pequeño.

4. Beber mucha agua


Las personas que beben agua en lugar de bebidas azucaradas tienen más éxito en perder peso y controlarlo.
Los estudios demostraron que beber 17 onzas (0,5 litros) de agua aumenta el metabolismo de reposo en un 10-30% durante aproximadamente una hora.

5. Levantar pesas


El músculo es más activo metabólicamente que la grasa, y el músculo construido puede ayudar a aumentar el metabolismo. Esto significa que se queman más calorías cada día, incluso en reposo. Levantar pesas es favorable siempre y cuando no se exceda del peso que el cuerpo puede tolerar.

6. Ejercicio cardio

Ya no hay excusas para no andar en bicicleta. 45 minutos de ejercicio en ella pueden ayudar a la tasa metabólica por más de 12 horas.

7. Ojo con los alimentos

A una dieta saludable es necesario incorporarle algunos alimentos que aceleran el metabolismo como el  melón, pepino, arándanos, apio, espinacas, brócoli, granadas, semillas de lino y ciruelas.