Publicado el Deja un comentario

Razones para NO TOMAR agua helada

Un vaso de agua con cubitos de hielo y una rodaja de limón es una de esas imágenes que casi nos quita la sed nada más verla. Si te ocurre eso, ya te lo puedes ir quitando de la cabeza, porque todo apunta a que beber el agua fría, incluso en pleno verano y a muchos grados de temperatura, es de lo más insano.

Aurora Segura/La Vanguardia

Sobre todo si la tomas durante o después de la comida. Y no digamos si sufres dolores de cabeza o migrañas, tienes tendencia a estar estreñido o tus digestiones son tirando a pesadas. Tiene su lógica. Nuestro cuerpo tiene una temperatura de unos 37 grados. Cuando tomamos algo frío el organismo se pone a trabajar para compensar la diferencia de temperaturas.

Se produce en nuestro cuerpo una contracción de los vasos sanguíneos y el cuerpo, en lugar de trabajar para extraer los nutrientes de la alimentación que nos proporcionan energía, utiliza ésta para regular la temperatura corporal, lo que puede suponer una pérdida de agua.

Si el agua helada se toma después de la comida, tiene otro efecto que es aumentar la mucosidad, que a su vez puede repercutir en una disminución de la función inmunológica, de ahí que sea fácil coger un resfriado o dolor de garganta. Las mucosas nasales se vuelven más espesas y dificultan la respiración, algo poco conveniente sobre todo en personas que sufren alguna dolencia relacionada, porque no hará más que empeorar los síntomas.

Existen ciertas dolencias que se agravan al tomar el agua fría o helados, como por ejemplo las migrañas y dolores de cabeza. Muchos nervios de la espina dorsal sienten la disminución de temperatura y mandan señales al cerebro para que la compense y al hacerlo duele la cabeza. También puede afectar negativamente a quienes sufren acalasia, una enfermedad que dificulta el paso de alimentos por el esófago.

Y, en general, el agua fría hace pesada la digestión. Uno de los motivos es que, dicen, solidifica las grasas que ingerimos, que quedan adheridas a las paredes interiores de los intestinos, lo que, de propina, deriva en estreñimiento.

Ocurre exactamente lo contrario cuando el agua que tomamos durante la comida es tibia o caliente porque permite que las grasas fluyan fácilmente a través del tracto digestivo.Favorece la digestión porque estimula las enzimas que la hacen posible y los alimentos se desintegran más rápido; también facilita el movimiento de los intestinos, especialmente si se toma un vaso de agua tibia con limón en ayunas.

Además purifica la sangre y mejora el proceso natural de desintoxicación del organismo a través de la piel, los riñones y el sistema linfático. Otra ventaja del agua a temperatura ambiente es que alivia los calambres, ya sean debidos a la menstruación o a algún problema digestivo. También conviene tomarla así se está haciendo un proceso detoxificante. Eso se debe a que ayuda a sudar y expulsar toxinas.

No digamos lo incómodos que resultan los líquidos fríos cuando se tiene sensibilidad dental. Por contra, puede acelerar el metabolismo, lo que hace sentir mayor energía y excitación. En ciertos momentos es necesario, pero se puede lograr el mismo efecto con alguna infusión estimulante.

El agua tibia relaja, lo que resulta ideal tomarla antes de acostarse. Todo lo contrario que el agua helada, precisamente por su efecto excitante.

Los orientales tienen claros los perjuicios del agua fría, y la tradición manda acompañar la comida con té caliente. Su medicina ancestral considera además que la combinación de alimentos calientes con líquidos fríos provoca un desequilibrio en absoluto conveniente para el organismo.

Cierto que no todo es negativo cuando se trata del agua fría. Lo cierto es que resulta muy refrescante cuando se toma. Sólo a corto plazo. O a muy largo, porque sí es recomendable si se hace ejercicio durante un periodo prolongado, porque permite al cuerpo mantener su temperatura y no sobrecalentarse.

Existe la creencia, no del todo verdadera aunque tiene cierta lógica, de que el agua fría adelgaza. En cierto modo, porque al obligar al sistema digestivo a trabajar más para compensar la bajada de temperatura quema más calorías. Pero es bastante inapreciable y el efecto positivo queda anulado por la cuestión de la solidificación de las grasas que comentábamos anteriormente.

Lo que parece más evidente según quienes lo han estudiado es que existe una cierta correlación entre la obesidad y la falta de hidratación y que cuesta más perder peso cuando se hace dieta si no se bebe el agua suficiente.

Otro beneficio del agua caliente o tibia es que quita más la sensación de sed. Aunque, por otro lado, esto puede representar un cierto riesgo cuando se suda mucho, un mecanismo que el organismo pone en marcha para enfriarse. Al no tener sed se puede beber menos de lo conveniente. Así que en esos casos quizás sea buena idea tomar agua algo más fresca.

En todo caso, lo imprescindible es beber mucha agua. Según los expertos, a partir de los 19 años de edad, los hombres, 3,7 litros diarios y las mujeres, 2,7.

Fuente: La Vanguardia

Publicado el Deja un comentario

La forma más sencilla para desintoxicar tu cuerpo

El cansancio extremo, los calambres en el estómago y demás señales indican que tu cuerpo está listo para que lo desintoxiques. Muchas veces sin darnos cuenta, abusamos de la alimentación y sometemos a nuestro organismo a situaciones extremas.

Desintoxicarte es ideal para los días previos a las fiestas decembrinas. De esa manera, no tendrás que perderte de probar tus dulces favoritos y platos típicos de la temporada.

¿Cómo poner tu cuerpo a tono?

Toma mucha agua

Tal vez suena muy obvio, pero tomar agua es la manera más sencilla de depurar tu organismo. Al tomar el vital líquido estás recibiendo un importante aporte de minerales. Además, facilita la eliminación de toxinas acumuladas en las mucosas y la sangre. Para darle un toque de sabor y que tomarla no sea tan monótono, puedes agregar a ella rodajas de cualquier fruta cítrica.

No todo son jugos verdes

Es cierto, los jugos de vegetales son increíbles para desintoxicar el cuerpo. Sin embargo, incluir ajo, remolacha y aguacate en tu dieta, hará buena parte del trabajo de purificación. Los expertos recomiendan que mientras consumas alimentos de variada gama de colores, mejor para tu organismo.

¡Muévete!

Al moverte activas tu circulación. Puedes desintoxicarte con solo ponerte en movimiento. Puedes hacerlo a tu propio ritmo siempre que seas constante. Camina por 30 minutos al día, realiza estiramientos caseros o posiciones simples de yoga.

Publicado el Deja un comentario

¿Qué debe llevar tu bolso para emergencias?

Los eventos naturales se han hecho presentes en los últimos días y con gran intensidad. Es por eso que nunca está demás tomar acciones preventivas que nos puedan ayudar a superar un momento de emergencias.

Los terremotos y huracanes, así como los daños que estos puedan causar, son imposibles de prevenir. Más nosotros sí que podemos planificarnos para estar preparados si en algún momento nos toca estar frente a alguno de esos eventos.

Reza un dicho popular que ser precavido vale por dos, más en tiempos en que la naturaleza parece ser más amenazante y reactiva a los cambios climáticos. Huracanes, alertas de tsunamis, temblores o terremotos además de inundaciones son cada vez más frecuentes por lo que antecederse a tales eventos  puede evitar consecuencias fatales.

En caso de emergencias a causa de fenómenos naturales es tan importante  la planificación familiar como poder contar con una botiquín, maletín o kit donde se disponga de insumos básicos para la supervivencia de los seres queridos. A continuación se incluye algunos de los productos esenciales que el mismo debe incluir:

Agua mineral:

Esta recomendación se basa en las necesidades primarias de hidratación que garantizan el debido funcionamiento del cuerpo humano  y por ende, garantizan la vida. El agua es un recurso esencial, por ende el botiquín debe contener una cantidad basada en los requerimientos promedio diarios para las personas, calcula en al menos 2 litros al día. Expertos recomiendan incluso prever al menos 3,8 litros por adulto incluso para poder asearse.

Alimentos enlatados:

 

Es importante incluir este tipo de insumos ya que tienen la ventaja de no deteriorarse con el paso del tiempo ni por las condiciones externas, tales como el calor o la humedad además de que no requieren ser refrigerados. Entre éstos se cuentan el atún enlatado, las barras energéticas, las sopas instantáneas, galletas, entre otros preferiblemente se puedan abrir fácilmente. Calcule una cantidad suficiente para al menos tres días.

Pilas y linterna:

Todo kit de emergencia debe contar con estos insumos. Se recomienda contar con baterías de repuesto y una linterna preferiblemente de luz roja ya que no afecta la visibilidad nocturna, esto permite que la persona distinga formas y objetos en la oscuridad. En esta parte también se incluye la prevención de contar con baterías para celulares recargadas adicionales.

Insumos médicos:

No obvie incluir medicinas en caso de ingerir alguna, también alcohol, agua oxigenada, gasas entre otros desinfectantes de heridas que puedan ayudar en caso de una emergencia. También cuente con gel antibacterial y toallas húmedas y medicinas infantiles tales antipiréticos y antidiarréicos en caso de resguardarse con niños.

Documentos y llaves: 

En caso de una emergencia es recomendable resguardar todos sus documentos personales y de identificación, además de un duplicado de llaves y una agenda con los principales números telefónicos de emergencia. Finalmente mantener la calma en todo momento y estar alerta a las instrucciones de las autoridades ayuda a superar el incidente de manera más eficaz.

Un silbato:

Cuando hay momentos de desastre, existe la posibilidad de quedar atrapados. Las personas de rescate necesitarán de nuestra ayuda para encontrarnos y ponernos a buen resguardo. En esa situación, un silbato nos puede sacar del apuro. Hace un ruido estridente con un esfuerzo mínimo por nuestra parte.

Publicado el Deja un comentario

¿Cómo armar un kit de entrenamiento?

Muchos ven el kit o bolso de entrenamiento de las chicas y piensan ¿necesita todo eso?

La respuesta es sí y aquí te explicamos por qué.

Todo lo que debe estar en tu kit de entrenamiento:

Zapatos cómodos: Diseñados para hacer ejercicio. Son los únicos que garantizan un buen soporte.

Debate

Panty de algodón: Cero hilos o tangas. Usa prendas un poquito más grandes y que sean cómodas para que no sientas molestias.

Pantalones de lycra: La elasticidad de esta tela hace que sean súper cómodos y le permite a nuestra piel respirar.

Camisa de poliéster: Los materiales sintéticos son perfectos porque repelen el sudor y expulsan la humedad haciéndote lucir fresco.

Sostén deportivo: Lo recomendable es que sea de tela transpirable y sin varillas. Los que son cruzados en la espalda son una muy buena elección.

Banda para el cabello: Si sudas mucho o tu cabello es algo rebelde este accesorio te ayudará a lucir chic en todo momento.

Audífonos a prueba de agua: Todas escuchamos música al entrenar. Por eso debemos asegurarnos de que nuestro sudor no sea un problema.

Cronómetro: Con él podrás evaluar el tiempo que te toma subir la montaña o darle la vuelta a la manzana.

Podómetro: Si lo tuyo es salir a caminar un contador de pasos te será de gran utilidad. Así podrás monitorear tus avances en cuanto a resistencia.

Bolsito: Uno de espalda hecho de tela te será muy útil para llevar tus pertenencias. Recuerda guardar el él siempre tu termo de agua.

Con información de Géneses Amaris/EME

Lea también: EN SUS MARCAS… LISTOS… ¡A CAMINAR!