Publicado el Deja un comentario

5 curiosidades sobre tus uñas que quizás no sabías

Cuando se trata de nuestras uñas, hay muchas preguntas que se nos vienen a la cabeza: ¿Las manchas blancas salen por falta de calcio? ¿El uso excesivo de esmalte puede hacer que se pongan amarillas? Este post es para aclarar las dudas en torno a nuestras uñas y poder darles un cuidado más acorde a sus necesidades… y las nuestras.

¿Sabías que las uñas hablan sobre tu salud? Esta premisa es cierta. Aunque parezca una parte del cuerpo insignificante, ellas permiten reflejar algunos problemas por los que esté atravesando la persona. Por ejemplo, unas uñas mordidas son por lo general muestras de nervios y ansiedad. Por otro lado, unas uñas pálidas y con mucha tendencia a quebrarse, pueden ser señales de anemia.

Curiosidades de las uñas que descubrimos con Guapabox.

A pesar de lo anterior, los mitos también rodean a las uñas y por eso se han generado tantas dudas a través de los años. Aquí podrás ver 5 curiosidades que no conocías en cuanto a las compañeras de tus manos.

Esas manchitas blancas, no tienen que ver con el calcio

Es común que al ver manchitas blancas en las uñas, sean asociadas con la falta de calcio en el organismo. Sin embargo, no tiene ninguna relación. Esas manchitas no son más que pequeños traumatismos que se sufren en la base de las uñas y cuando estas crecen, se hacen visibles. ¡Recuérdalo la próxima vez que te lastimes las manos!

No es cierto que las uñas respiran, así que esa no es la razón de su color amarillento

Las abuelitas popularizaron la historia de que las uñas que son sometidas constantemente al uso de esmaltes y pinturas, se tornan de un ligero color amarillo “porque no las dejan respirar”. En primer lugar, las uñas no respiran. Están formadas por célular muertas de queratina, por lo que el oxígeno que reciben proviene del torrente sanguíneo, no de afuera. La verdadera razón del color amarillento, sí tiene que ver con las pinturas, pero solo aquellas de color oscuro, pues contienen pigmentos que son absorvidos por la superficie de la uña.

Las uñas de las manos crecen más rápido que las de los pies

Esto es considerado como un fenómeno, ya que nadie ha logrado dar con la razón de por qué ocurre, pero es cierto. Las uñas de las manos crecen más rápido. Hay quienes dicen que es porque  las manos están más cerca del corazón y por ende, reciben mejor circulación de la sangre. Otra justificación que emplean es que como las manos se utilizan mucho más que los pies, ese “tamborileo” y el movimiento  genera un estímulo para el crecimiento.

Las uñas crecen más rápido o más lento, dependiendo del clima

Aunque algunos consideren que es una “tontería”, es un hecho que las uñas crecen más rápido en climas cálidos (verano). La exposición al sol y al calor favorece el crecimiento de las uñas. Por el contrario, el frío causa el efecto inverso.

Las uñas nos dan pistas sobre nuestra salud

El aspecto y el estado de las uñas pueden darnos claves e indicios de problemas de salud. Por ejemplo, el hecho de que estén quebradizas o rotas puede ser una señal de falta de vitaminas, hierro… Su color también puede alertarnos, por ejemplo, de infecciones por hongos. ¿Qué te dicen tus uñas hoy?

 

 

Redacción Saneta NC/Con información de GuapaBox

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *